Leonardo Bastida Aguilar – enviado

Chihuahua, Chihuahua a 20 de septiembre de 2020

Tras analizarse las diligencias sobre los hechos ocurridos derivados de la carpeta de investigación referentes al asesinato de la activista trans Mireya Rodríguez Lemus, se determinó la vinculación a proceso de Iván Arturo G.P., presunto responsable material del crimen en contra de la fundadora de Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses A.C.

La vinculación al proceso implica que el imputado permanecerá en prisión durante los próximos años, y se continuaran las investigaciones para esclarecer los hechos en los que la también defensora de derechos humanos de mujeres trans trabajadoras sexuales y promotora de la salud fue asesinada al interior de su domicilio el pasado 30 de agosto en la capital de este estado.

Hasta el momento, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chihuahua ha señalado a Iván Arturo como presunto responsable materia del crimen debido a que estuvo vinculado con la venta del automóvil de Rodríguez Lemus, días después de los hechos, y al hallazgo del celular de la víctima en su domicilio, así como un par de tenis, cuyas huellas fueron halladas en la escena del crimen, además de otras pruebas que refuerzan su participación en el asesinato de Mireya.

Al respecto, Laura Hernández García, coordinadora general del Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt de la organización civil Letra S, indicó que es un hecho inédito en Chihuahua y en el país que el juez determinara que el asesinato de Mireya Rodríguez se encuadra en el delito de homicidio agravado en razón de género ya que se reconoce su identidad sexo-genérica de mujer trans, además de la violencia y saña con la que le fue arrebatada la vida y su vulnerabilidad por ser trabajadora sexual y defensora de derechos humanos.

La abogada agregó que es fundamental que el gobierno de Chihuahua, a través de las autoridades competentes, establezca medidas de protección para que se resguarde la vida y la integridad de las mujeres trans que forman parte de Unión y Fuerza Trans, además de reconocerles su calidad de víctimas indirectas.

Por otra parte, Hernández y los abogados integrantes del Consultorio Virtual, también acompañan a los familiares directos de la víctima, quienes han recibido el apoyo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de Chihuahua, y están en espera de recibir los apoyos correspondientes.

Tras conocer los resultados de la audiencia, Regina Gardea González, secretaria general de Unión y Fuerza Trans, señaló que el hecho que el presunto culpable lleve su proceso en prisión otorga ciertas garantías de seguridad a las integrantes de las comunidades de mujeres trans, pues en caso contrario, podría ocurrir que estando libre, hubiera represalias en contra de ellas.

Sin embargo, consideró que muchas mujeres trans de la localidad han externado sentir miedo debido a que hay otros siete casos y en ninguno de ellos se ha detenido al presunto responsable por lo que exhortó a las autoridades a investigar esos casos pendientes.

Durante la primera audiencia, celebrada el pasado 13 de septiembre, se expuso que debido al seguimiento del caso a partir de la perspectiva de género y la aplicación del Protocolo Nacional de Actuación para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia del País, en casos que involucren la Orientación Sexual o la Identidad de Género, de la Fiscalía General de la República, se determinaba que en el crimen en contra de la activista influyeron su identidad de género y los aspectos sociales asociados a la misma.

Por lo tanto, se ha determinado que las investigaciones en curso deben continuar bajo la perspectiva de género a fin de determinar si el homicidio fue agravado por cuestiones de género, así como a la condición de defensora de derechos humanos de Mireya Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*