Redacción

Ámsterdam, Países Bajos a 26 de julio de 2018

En, al menos, dos ciudades del mundo, el comienzo temprano de terapia antirretroviral tras el diagnóstico del VIH ha arrojado como resultado la disminución de nuevas infecciones anunciaron integrantes de los programas de salud de San Francisco, California y Melbourne, Australia, en el marco de la 22 Conferencia Internacional sobre Sida, que se celebra del 23 al 27 de julio en Ámsterdam, Países Bajos.

En conferencia de prensa, integrantes del Departamento de Salud Pública de la ciudad de San Francisco explicaron que tras examinar los datos de las personas diagnosticadas entre 2008 y 2016,  y el tiempo que pasaron con una carga viral superior a  mil 500 copias (nivel por encima del cual se considera más probable la transmisión del VIH), observaron que, en 2008, alrededor de 46 por ciento mantenía una carga viral superior a 10 mil copias a un año de haberse diagnosticado, y 62.3 por ciento con una carga viral superior a mil 500 copias, durante el mismo periodo de tiempo.

Señalaron que, desde 2010, se empezó a aplicar la política de ofrecer tratamiento antirretroviral de inmediato después del diagnóstico del VIH, y en 2016 se mostró que sólo 17 por ciento de las personas diagnosticadas mantenían  una carga viral superior a 10 mil copias y 24.8 por ciento, con una carga viral superior a mil 500 copias, a un año de su diagnóstico.

En el caso de Melbourne, se compartió que 292 hombres gays y bisexuales fueron diagnosticados con VIH entre 2012 y 2017 y el porcentaje de personas que alcanzaron una carga viral indetectable en los 12 meses posteriores al diagnóstico aumentó de 59  al 97 por ciento.

A su vez, Mark Stoové del Instituto Burnet Institute de la ciudad australiana, sitio donde se llevó a cabo la medición, indicó que  los nuevos diagnósticos del VIH empezaron a descender de forma brusca después de 2014, en correspondencia con la disminución del tiempo transcurrido entre el diagnóstico y el momento de alcanzar una carga viral indetectable.

De esta manera, se pasó de 98 a 49 días entre 2014 y 2016 y la incidencia del VIH se redujo de 0.86 por ciento en 2014 a 0.38 por ciento en 2016 y, posteriormente, hasta 0.27 por ciento en 2017

*Con información de AIDS NAM y Grupo Trabajo sobre Tratamientos del VIH

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*