Redacción

Ciudad de México a 13 de febrero de 2017

Tras el periodo vacacional de fin de año, Camila regresó de su natal Colombia a Zacatecas, México, donde cursaba la maestría en ciencias sociales en la Universidad Autónoma de Zacatecas y era apoyada con  una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) , para continuar con sus estudios, pues le faltaba cursar el último semestre del programa de posgrado en el que estaba inscrita.

Sin embargo, ella tuvo dificultades para inscribirse, ya que aún estaba en Colombia, por lo que escribió un correo electrónico al director de la Unidad Académica de Ciencias Sociales, Rubén Ibarra Escobedo,  para solicitar una prórroga. Sin respuesta alguna, regresó a finales de enero a su centro de estudios, donde le notificaron que había sido dada de baja del Conacyt, es decir, ya no tendría beca para cursar sus estudios.

Ante los hechos, ella decidió solicitar que le permitieran continuar estudiando sin beca, argumentando que ella se haría responsable de sus gastos. El director de la unidad le pide que hablara con los profesores de las asignaturas correspondientes. A uno de los primeros con quien acudió fue su tutor de tesis, cuya respuesta fue que “mejor se devolviera a Colombia, aludiendo a problemas personales y no académicos”.

Posteriormente, el mismo director de la unidad le comunica que los profesores no desean su continuación en el programa además de que ya no puede inscribirse y probablemente no pueda cumplir con las asistencias reglamentarias, pues los cursos ya habían comenzado.

Para no dejar transcurrir más tiempo, escribió una carta al rector de la universidad zacatecana, en la cual le explica la situación y pide se le permita terminar el plan de estudios que cursaba en la entidad académica. La única respuesta ha sido el silencio.

Camila cursó la especialización en Pedagogía e Investigación en  la Universidad de la Sabana en Bogotá y el pregrado en Comunicación social y periodismo en la Universidad del Norte en Barranquilla, con buenas notas y en ambos se destacó por su activismo hacia la población LGBTI. De hecho, sus proyectos de grado en licenciatura y maestría están orientado hacia las personas trans.

Conoce su petición virtual para que pueda regresar a estudiar la maestría y más sobre su caso en https://www.change.org/p/dejen-que-camila-termine-la-maestr%C3%ADa?recruiter=606110630&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=mob-xs-share_petition-reason_msg

One Comment

Belissa Andía

Cuanto tiempo perdido cuando autoridades no expresan directamente a la cara los prejuicios que corta la linea de superación academica a una excelente estudiante y cuanta energia invertida para derribar los muros de la estrechez de pensamiento en un espacio que damos por sentado que es un crisol de sabiduria.,

Reply

Responder a Belissa Andía Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*