Redacción

Ciudad de México a 1 de marzo de 2017

En el marco del Día de la Cero Discriminación, que se celebra este 1 de marzo, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida) hizo un llamado para que la gente se haga sentir por la cero discriminación, alce la voz y evite que la discriminación impida perseguir ambiciones, metas y sueños, pues recordó que todas las personas han experimentado algún tipo de discriminación alguna vez.

A través de un comunicado, el organismo internacional recalcó que la no discriminación es un derecho humano pero este todavía no se ha garantizado ya que sólo en tres de cada 10 países del mundo el mismo número de chicas y chicos estudia en el nivel secundario superior y las personas con algún tipo de discapacidad tienen el triple de posibilidades de que se les niegue la atención sanitaria en comparación con otras personas.

La discriminación puede adoptar muchas formas, desde la discriminación por raza o religión hasta la discriminación por motivos de género, orientación sexual o edad, así como el acoso escolar o laboral, recordó la agencia internacional, cuyo titular, Michel Sidibé aseveró que “la discriminación no solo daña a personas individuales, sino a todo el mundo, mientras que acoger con los brazos abiertos la diversidad en todas sus formas nos beneficia a todos”.

Como parte de los llamados de este año, Onusida exhortó a eliminar la discriminación en las instalaciones de atención sanitaria, pues el derecho a la salud es un derecho humano fundamental que incluye el acceso a servicios sanitarios asequibles, oportunos y de calidad para todo el mundo, pero la discriminación sigue estando muy extendida en las instalaciones de atención sanitaria y crea un grave obstáculo para el acceso a los servicios relacionados con el VIH.

“Las instalaciones de atención sanitaria deben ser entornos seguros y solidarios. Es inaceptable que la discriminación impida el acceso a la atención sanitaria hoy en día”, afirmó Sidibé. “La eliminación de la discriminación en las instalaciones de atención sanitaria es de suma importancia y debemos exigir que se convierta en una realidad”, recalcó.

Los datos de 50 países del Índice de estigma en personas que viven con el VIH indican que una de cada ocho personas con VIH afirma que se le ha denegado la asistencia sanitaria. Alrededor de 60 por ciento de los países de la Unión Europea informó que el estigma y la discriminación entre los profesionales sanitarios sigue representado un obstáculo que dificulta la oferta de servicios adecuados de prevención del VIH para hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y personas que se inyectan drogas.

Para Onusida, el Día de la Cero Discriminación es una oportunidad para recordar que todo el mundo puede participar en la transformación e involucrarse para lograr una sociedad igualitaria y justa. Por esa razón, convoca a la sociedad en general a escribir mensajes en las redes sociales en contra de la discriminación con el hashtag #cerodiscriminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*