Anadshieli Morales Celaya

Ciudad de México a 24 de febrero de 2017

 Ante el contexto mexicano, en donde cada día ocurren 997 nacimientos en mujeres de entre 10 y 19 años de edad, en 2015, el titular del ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto propuso la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo Adolescente (Enapea), política pública para atender de manera prioritaria los embarazos adolescentes y las problemáticas que de éste desencadenaban como los matrimonios tempranos, pobreza, situaciones de inseguridad, desprotección y maltrato en niñas y adolescentes. Dicho plan contó con un presupuesto inicial de 23 millones de pesos, distribuidos a nivel nacional, los cuales serían repartidos entre tres instituciones: el Consejo Nacional de Población (Conapo), el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Después de un año de entrar en vigor la Enapea, las Redes de Mujeres Indígenas Jóvenes, que trabajan en estados con una alta incidencia de embarazos adolescentes como Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Campeche y Yucatán, y el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB) comenzaron a investigar, a través de plataformas de acceso a la información, el presupuesto destinado a dicha prioridad entre la red interinstitucional. El resultado fue que el recurso consignado era de cero pesos, o bien, carecían de dinero por lo que no existía claridad en las dependencias destinadas a llevar a cabo acciones en favor de la Estrategia.

Dado el contexto anterior, la Red de Mujeres Indígenas Jóvenes y el ILSB interpusieron recursos de revisión para que el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales identificara la asignación de fondos públicos para la Enapea. Durante el proceso, se revisaron 129 solicitudes de información y 63 de revisión de ámbito federal.

Como resultado, obtuvieron que no eran públicos los documentos referentes al gasto destinado a la Estrategia y no se contemplaba con precisión cuántos recursos destinaban las dependencias federales, que a través de sus diversos programas abonaron actividades en favor del cumplimiento de los objetivos de la Enapea. Así mismo, se documentó una reducción de 45 por ciento al presupuesto público destinado a la coordinación interinstitucional para 2016, por lo que el Inmujeres quedó fuera de los recursos asignados.

Respecto al ejercicio y comprobación del gasto para los  años 2015 y 2016, el INSP reveló faltas en la relación directa con los objetivos de la estrategia, por lo que 40 por ciento de los rubros no se justificaban con las acciones de la estrategia, por ejemplo el pago de luz, lavandería, uniformes, fumigación, entre otros. Para 2015, en el Conapo, el programa de comunicación social dejó fuera a la población de 10 a 12 años, pese a que dentro de la Estrategia se la considera un grupo prioritario.

Para 2015, el recurso asignado al INSP se destinó a asesorías, congresos y convenciones, actividades que se relacionan directamente de la población objetivo. Con relación a lo anterior, la investigación advierte como necesario tomar en cuenta el cumplimiento de los objetivos destinados a la Estrategia y dar seguimiento a los recursos, las organizaciones y los responsables de su ejecución. Asimismo, recomienda aumentar las estrategias y contar con un modelo más transparente en cuanto al acceso de la información.

A partir de estos hallazgos, el ILSB quedo comprometido a incentivar la rendición de cuentas de las instituciones involucradas en la Estrategia para hacer más eficiente el uso de los recursos públicos, mejorar los planes y estrategias para articular la planeación cotidiana, con buenas decisiones de presupuesto, personal, información y rendición de cuentas, expresó Rubén López, investigador del ILSB.

Para conocer la investigación y resultados de la misma, el ILSB lanzó una página web en la que desglosa la información del presupuesto por cada año de 2015 a 2017, detallando  las acciones directas, indirectas y alejadas que se han realizado en favor de la Enapea. Para consultar los documentos, ingresa en www.bajoelmicroscopio.org/enapea/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*