Redacción

Ciudad de México a 24 de enero de 2018

Con  un llamado a reconocer los derechos sociales y humanos de todas las personas así como las múltiples expresiones sociales, culturales, sexuales, genéricas  y de cualquier otro tipo, la pre candidata al gobierno de la Ciudad de México por el Movimiento de Regeneración Nacional, Claudia Sheinbaum Pardo se reunió con integrantes de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual.

Durante su intervención, la ex delegada de Tlalpan mencionó que la diversidad enriquece a la sociedad por lo que considero necesario trabajar en el fortalecimiento de los derechos, y por ende, el reconocimiento de las desigualdades así como la generación de políticas públicas específicas para este sector de la población.

Añadió que una de sus prioridades es convertir a la capital mexicana en una ciudad libre de violencias hacia los diferentes sectores que la integran, entre ellos el LGBTI y una ciudad incluyente donde se promoverán la educación y la cultura por el reconocimiento de la diversidad. Sumado al derecho al acceso a la salud mediante el compromiso de la construcción de una clínica para personas LGBTI y el fortalecimiento de la respuesta al VIH.

Héctor Salinas, académico de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, indicó que a pesar de que la ciudad de México fue declarada gay friendly, es necesario hacerla amigable con la propia ciudadanía y traducirse en políticas y programas públicos, presupuesto y legislación.

Alejandro Brito Lemus, director de la organización civil Letra S, refirió que se requieren acciones pedagógicas y de convivencia donde se visibilice a la comunidad LGBTI en el espacio público; un mapeo sobre la intolerancia existente en diferentes zonas de la capital mexicana; el registro oficial de la violencia que padecen las personas LGBTI, y la conversión de la ciudad en un santuario para las personas migrantes o refugiadas integrantes de las comunidades de la diversidad sexual.

Amaranta Gómez, antropóloga y activista muxe, indicó que es necesario conocer cuánto afecta al Producto Interno Bruto de la ciudad de México la exclusión social así como atender la deserción escolar por parte de las personas trans.

Por su parte, María Clemente García apuntaló que no se sanciona a las empresas si hay discriminación por lo que se debe crear un programa de inclusión laboral digna así como garantizar alrededor de uno por ciento de  las plazas laborales dentro del gobierno capitalino sean asignadas a personas trans.

Genaro Lozano, académico y periodista, llamó a fortalecer el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la ciudad de México y a defender las libertades de las personas garantizadas en la legislación capitalina a pesar de la ideología que pudiera definir a cualquier institución política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*