Leonardo Bastida Aguilar

Ciudad de México a 12 de octubre de 2018

Si no hay un estado de salud mental adecuado entonces no se puede hablar de que una persona tenga un estado de salud óptimo, aseguró Marlette González, médica psiquíatra, en conferencia de prensa con motivo del Día Mundial de la Salud Mental,  fecha destinada a disminuir el estigma  hacia los padecimientos de corte mental y a las personas que presentan este tipo de patologías.

De acuerdo con la subespecialista en deterioro cognitivo, en México, los padecimientos relacionados con la salud mental están dentro de las 20 causas de mortalidad entre adultos, y el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes después de los accidentes automovilísticos, además que 50 por ciento de la población adolescente registra  la presencia de algún trastorno mental.

A nivel poblacional, la especialista indicó que alrededor de 28.6 por ciento ha padecido o padecerá alguna enfermedad de este tipo, es decir, una de cada cinco personas, propiciando impacto en la productividad.

Añadió que algunos factores sociales que pueden impactar la salud mental de las personas son la violencia o el establecimiento de ciertos modelos a seguir, sobre todo desde el punto de vista del aspecto físico, cuya consecuencia puede ser la presencia de trastornos alimenticios.

Además de situaciones de violaciones a los derechos humanos de las personas o como consecuencia de desastres naturales que provocan la sensación de vulnerabilidad.

La situación también puede ser contraria, pues se ha visto que la salud mental impacta en el estado de salud en general,  por ejemplo, la depresión es un factor que aumenta tres veces el riesgo de diabetes o el de la presencia de enfermedades cardio vasculares, o en el caso de la esquizofrenia, hay presencia de muerte prematura en 60 por ciento de quienes la padecen, y de igual manera, la obesidad grave es más común en quienes padecen ansiedad, añadió.

Por su parte, Edilberto Peña de León, explicó que  las enfermedades mentales impactan en la sociedad sin que se les tome en cuenta en muchas ocasiones, y está tendencia continuará durante los próximos años ante realidades como que 80 por ciento de los casos de depresión se registran en países de ingresos medio y bajo, como el nuestro, donde uno de cada tres casos de problemas de salud mental son de depresión.

Sobre dicho padecimiento, informó que tiene un impacto económico considerable derivado del “presentismo”, es decir, aquella conducta de estar en el lugar pero no dar los resultados adecuados o esperados. Pero también social, pues una de cada siete personas con depresión intenta un suicidio y 70 por ciento de quienes cometieron un suicidio tenían depresión.

A su vez, señaló que, actualmente, en el país, hay un médico psiquiatra por cada 300 mil personas, es decir, únicamente 4 mil psiquiatras en todo el país. Por lo que, se requiere que otros profesionales de la salud como psicólogos, trabajadores sociales, consejeros y médicos generales deben involucrarse en el cuidado de la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*