Redacción

De acuerdo con el Centro de Apoyo a las Identidades Trans (Cait) en las dos primeras semanas de 2017 se han registrado tres crímenes de odio por transfobia en el país en diferentes entidades como la ciudad de México, Estado de México y Coahuila, los cuales se suman a los más de 70 perpetrados el año pasado.

El primero de ellos ocurrió en la víspera de noche de Reyes Magos, en Piedras Negras, Coahuila, donde las autoridades locales recibieron una llamada para notificar el hallazgo de un cuerpo sin vida al interior del bar Rancho Alegre, ubicado en la zona de tolerancia de la ciudad fronteriza. El cuerpo correspondía a Michelle de la Cruz González, mujer transgénero de 60 años de edad, quien administraba el lugar.

De acuerdo con los primeros reportes, recibió varios golpes con un martillo, los cuales, provocaron que perdiera la vida. Desde el 5 de enero se había reportado su desaparición ante las autoridades. Por el momento, activistas del municipio coahuilense buscan a sus familiares a fin que el cuerpo pueda ser trasladado a Torreón, ciudad de la que era originaria.

La noche del 14 de enero, en la calle de Toluca de la colonia Santa Teresa de la delegación Magdalena Contreras, se registró el hallazgo de  un cadáver al interior de un tambo. De acuerdo con los reportes, tenía apariencia de mujer, sin aún  confirmarse si era una persona trans.

Los primeros reportes señalaron que la víctima estaba maniatada y con varias lesiones en el cuello, al parecer, realizadas con un objeto punzocortante. Se esperaba que algún familiar acudiera a identificar a la persona.

Ayer por la tarde, en la colonia Praderas de San Mateo, en Naucalpan de Juárez, Estado de México, una persona, identificada como travesti, recibió 16 impactos de bala  cuando realizaba una compra en un local de accesorios para teléfonos celulares.

De acuerdo con el ministerio público del municipio mexiquense, la persona quien fue identificada como Juan Carlos, fue atacada por varios hombres que viajaban en un vehículo fueron los presuntos responsables del homicidio, quienes se retiraron del lugar sin que las autoridades pudieran realizar detención alguna.

Por el momento, las investigaciones continúan.

Con información de Desastre, Letra Roja y El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*