Leonardo Bastida Aguilar

Ciudad de México a 26 de abril de 2017

Alrededor de dos mil 300  hombres mueren por cáncer de próstata en la República Mexicana al año, uno de cada 15 varones tiene factores de riesgo importantes para presentar esta neoplasia, sobre todo después de los 40 años, de estos, uno de cada siete la desarrollará,  y 70 por ciento de los casos que se registran en nuestro país se encuentran en etapa avanzada, explicó Carlos Aranda, presidente del Consejo Mexicano de Oncología, en conferencia de prensa con motivo de la presentación del Proyecto de Norma Oficial Mexicana 048  SSA2 2016, referente a la detección, diagnóstico, tratamiento y vigilancia epidemiológica del crecimiento prostático benigno y cáncer de próstata.

Al respecto, Víctor Enrique Corona Morales, urólogo especialista en cáncer de próstata, señaló que este es la primera causa de muerte en hombres por neoplasias, es decir, tejido nuevo a propósito de la presencia de un tumor, entre otras causas, debido a que 60 por ciento de la población masculina no accede a realizarse las revisiones médicas correspondientes debido a que una de las pruebas consiste en un tacto rectal, aunado a la prueba del antígeno prostático y un ultrasonido.

El también oncólogo indicó que esta situación implica un gran reto pues se requiere de un cambio cultural que propicie el acercamiento de este sector de la población a los servicios médicos, debido a que este tipo de cáncer es curable al cien por ciento si se detecta a tiempo.

La Norma

Esta Norma, producto de cinco años de trabajo, y que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados, permitirá establecer los criterios para el diagnóstico, tratamiento y vigilancia de quienes viven con este tipo de cáncer además de contribuir en el desarrollo de programas de detección oportuna, acreditar hospitales para su atención,  actualizar y vincular las guías de práctica clínica y protocolos de atención, garantizar la disponibilidad de opciones terapéuticas en diferentes etapas, fortalecer la capacitación y profesionalización del cuerpo médico e inclusión de tratamientos de última generación en los cuadros básicos, explicó Mayra Galindo, directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer.

Galindo señaló que el cáncer de próstata con respecto al cérvico uterino  tiene 40 años de retraso en materia de políticas públicas y 25 con respecto al de mama. Por esa razón, hizo un exhorto a la pronta publicación de dicha Norma en el Diario Oficial de la Federación para su implementación, y posterior creación de un programa específico de atención.

Punto de acuerdo

Ante el retraso de la publicación de la Norma, Kathia María Bolio Pinelo, integrante de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados, presentó el día de hoy a un punto de acuerdo para exhortar a las autoridades de salud a incluirla lo más pronto posible en el Diario Oficial de la Federación para su entrada en vigor.

De igual manera, explicó que presentó otra propuesta, actualmente en estudio en las comisiones de salud y de trabajo del órgano legislativo, cuyo contenido establece que a las y los trabajadores se les otorgue un día hábil de trabajo, sin reducción a su salario, para acudir a realizarse exámenes clínicos relacionados con la detección del cáncer de próstata y cérvico uterino.

Los expertos recomendaron a los hombres de 40 años o más que han tenido un familiar directo (padre, hermano o abuelo) con este tipo de cáncer realizarse revisiones médicas periódicas. En caso de no contar con algún antecedente directo, la primera revisión no debe pasar de los 45 años. Igualmente, señalaron que si se presentan dificultades para orinar, una urgencia desmedida para hacerlo o sangrado hay que acudir de manera inmediata con el especialista. Sin embargo, recordaron que en muchas ocasiones no hay síntomas por lo que lo más efectivo es una revisión anual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*