Dulce Carpio Reyes

Ciudad de México a 28 de julio de 2017

“Trabajo digno por ti, por mí y por todas mis compañeras” es la consigna de la campaña que realiza el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO) con el objetivo de alcanzar diez mil firmas en contratos laborales para formalizar el reconocimiento de los derechos y obligaciones de las personas que laboran en actividades remuneradas del hogar, anunció Marcelina Bautista, secretaria general colegiada de la agrupación.

Presentado en el marco del Día Internacional del Trabajo Doméstico, 22 de julio, el contrato colectivo se diseñó bajo los estándares del Convenio 189, promovido por la Organización Internacional del Trabajo, y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para beneficiar a empleadores y trabajadoras, estableciendo el respeto mutuo a los derechos humanos, en un ambiente de dignidad, sin violencia física, moral o  sexual, enfatizó Bautista.

Manuel Fuentes, abogado laborista y presidente de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, comentó que las y los empleadores, en casos de demanda por parte de una trabajadora del hogar, al no contar con un contrato laboral, podrían verse rebasados, pues se pueden esgrimir argumentos como que la jornada laboral es de hasta 15 horas o no tienen manera de demostrar que efectivamente efectuaron los pagos.

Con el contrato colectivo de trabajo se reconocen condiciones especiales para las trabajadoras del hogar y al mismo tiempo respalda la integridad de las y los empleadores, siendo el primer contrato por arriba de la Ley Federal del Trabajo, explicó el abogado.

Por su parte, Maite Azuela de la organización Hogar Justo Hogar, que representa a empleadoras y empleadores, agregó que dentro del convenio la trabajadora o trabajador se compromete a no difundir, ni brindar datos personales, así mismo se guardará cuidadosamente los secretos de las personas con quienes labore. Otro ejemplo, en caso de romper algún objeto de valor, se obliga a la empleada a informar a la empleadora lo sucedido.

La empleadora Blanca Rico Galindo mencionó que el ser de las primeras en firmar el contrato colectivo de trabajo significa plasmar los derechos y admitir una serie de responsabilidades e invita a otros y otras empleadores a firmar, ya que el contar con una trabajadora del hogar nos permite desarrollarnos fuera de casa sin descuidar nuestras obligaciones.

Dado que el trabajo del hogar se divide en dos modalidades: de planta y de entrada por salida, se realizaron dos contratos colectivos de trabajo que atiende los contextos específicos y que la trabajadora o la empleadora podrá obtener a través del SINACTRAHO, ya sea en la oficina, correo electrónico o desde la página web.

Cristian Mendoza, del Instituto de liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), explicó que a pesar que las trabajadoras del hogar atienden a casi un millón 900 mil hogares, beneficiando alrededor de 12 millones de personas del país que laboran en otras actividades, persiste la desvalorización de su trabajo hasta por las mismas autoridades, debido al nulo interés por ratificar el convenio 189 – tratado de la Organización Internacional del Trabajo que “establece los principios básicos que los gobiernos deben promover para garantizar un trabajo digno” – y que el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  prometió ratificar.

Por último, Marta Lamas aplaudió el trabajo realizado por el SINACTRAHO, que apoyado por el ILSB, Hogar Justo Hogar, la Federación Internacional de trabajadores del hogar y el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, continua luchando, pues dicha actividad es una labor que va en contra del imaginario social, pensándose que la discriminación y la derogación de derechos humanos y laborales del sector es natural, cuando no es así.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el primer trimestre de 2017 había 2 millones 480 mil trabajadores y trabajadoras del hogar, de las cuales, 90 por ciento son mujeres, quienes no cuentan con los mínimos derechos. Por ejemplo, 99 por ciento no tiene contrato por escrito, 76.5 por ciento percibe hasta dos salarios mínimos, o bien, de cada 10 mujeres que laboran en esta ocupación, seis cumplen jornadas menores a 40 horas a la semana, en tanto que siete de cada 10 hombres labora 40 horas o más a la semana.

La campaña “Trabajo digno por ti, por mí y por todas mis compañeras” inició el pasado 22 de julio (día internacional del trabajo doméstico) y permanecerá hasta el 20 de diciembre, fecha límite de entrega de aguinaldo.

Para mayor información consulte:

Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO)

Río Neva número 16, esquina Lerma, Colonia y Delegación Cuauhtémoc, Ciudad de México.Teléfono: 91 31 90 97. Correo electrónico: sinactraho18@gmail.com y página web: www.sinactraho.org.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*