Redacción

Ciudad de México a 28 de agosto de 2017

Ante el próximo cambio de titular de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), más de 30 organizaciones de la sociedad civil hicieron un llamado a que dicho proceso sea transparente y ciudadano y ayude a superar la imagen de una Comisión “autorrestringida, ensimismada y aislada”, que ha perneado en los último años.

En un comunicado leído en conferencia de prensa, las organizaciones recordaron que actualmente existe un alto cuestionamiento público sobre  si la CDHDF cumple en la actualidad su mandato de promover y proteger los derechos humanos en esta Ciudad, pues, después de que por varios años logró destacarse como un referente nacional en la materia, hoy se percibe con una baja presencia pública y como un actor distante de las víctimas, sus familiares, de las organizaciones sociales y civiles, y de los problemas que aquejan a la ciudadanía.

Ejemplo de anterior, señalaron, es que en atención a víctimas, se ha observado un trato selectivo de los casos, lo cual ha derivado en pocas recomendaciones hacia órganos de gobierno, situación que genera una invisibilización de las violaciones a los derechos humanos, una obstaculización de reparación de daños a víctimas  y un incremento de los expedientes en trámite, lo cual se traduce en rezago, que implica mantener abiertos los expedientes por años.

Además, indicaron, no se atienden las causas estructurales y ha habido un cierre extraordinario de casos, lo cual no significa eficacia o justicia. Incluso, en 2016, comentaron, se  concluyeron  más quejas  que las recibidas, “hubo ocho mil 196 quejas recibidas y nueve mil 903 concluidas”, sumado a un aumento de 69 por ciento de expedientes clasificados  con la causal “sin elementos suficientes”.

El grupo de expositores añadió que hay una percepción de que “se forza a la victimas  para reconciliar” y una omisión de acciones para la reparación integral de derechos humanos en las recomendaciones emitidas, así como un distanciamiento de las víctimas con el organismo por la ausencia de investigación de los casos, y la falta de trato digno y atención a las víctimas y a sus familiares.

También refirieron que el diálogo entre sociedad civil y la Comisión “se ha diluido y no se han incentivado sinergias para impulsar conjuntamente luchas o propuestas encaminadas a fortalecer la agenda de derechos humanos de la Ciudad, a visibilizar los nuevos problemas que la aquejan”.

Aunado a que, aseguraron,  “la CDHDF ha cometido acciones y omisiones que ponen en riesgo la autonomía de la institución y generan distancia de las víctimas” y mantiene una relación distante con su Consejo Consultivo, por lo que es necesaria “una nueva presidencia que fortalezca la autonomía y capacidades del organismo”.

Por lo que consideraron “indispensable la no continuidad de Perla Gómez Gallardo al frente de la CDHDF, así como dotar de legitimidad el proceso de elección y elegir un perfil idóneo que blinde a la Comisión y atienda sus necesidades institucionales profundas e históricas”.

El proceso iniciará el próximo 30 de agosto,  a través del Foro Las OSC de derechos humanos y el proceso de elección de la presidencia de la CDHDF, que se celebrará en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, organismo al cual, denunciaron las organizaciones, Gallardo solicitó su ratificación.

Por esa razón, las y los integrantes de las organizaciones exhortaron a las y los asambleístas capitalinos a evaluar no sólo el currículum vitae de las posibles candidatas y candidatos sino también su plan de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*