Dulce Carpio Reyes

Luego de que grupos conservadores como el Frente Nacional por la Familia, desaprobaran contenidos sobre la diversidad sexual en los libros de texto gratuito, la organización civil, Cuenta Conmigo, en compañía de padres y madres de hijos o hijas pertenecientes a la comunidad LGBTI se reunieron a fueras de la Secretaría Pública para la entrega de un pronunciamiento con 777 firmas recabadas a favor de una educación incluyente.

En el lugar, Evangelina, madre de una chica bisexual, pidió que sea considerada la propuesta integrada en el pronunciamiento, “pues es importante hablar de la diversidad sexual como la diversidad que somos, heterosexuales, lesbianas, bisexuales, etc., que haya un conocimiento real porque la ignorancia es el problema que está causando una serie de juicios y agresiones en algunos casos”.

Agregó que, con los conocimientos adecuados, las niñas y niños no sentirán rechazo de la familia, de la sociedad, y sobre todo de ellos mismos, sino más bien se aceptarán y se querrán como son.

Por su parte, Julieta, madre de un hijo homosexual, habló de la importancia de que se incluyan los temas en la agenda educativa, pues de haber tenido la información correcta, afirmó, “yo no hubiera tratado como raro a mi hijo, en vez de entender que hay diferentes modelos de ser hombre, hoy sé que fue desinformación”.

De igual forma, Mónica contó que su hija transexual al no contar con la información adecuada sobre la diversidad sexual, se preguntaba ¿por qué no le gustaba su cuerpo? “Desde pequeña se sabía mujer y no comprendía por qué tenía pene, situación que no la dejó vivir tranquila durante 22 años, hasta que me lo dijo. Creció insegura, frustrada, con riesgo de caer en el alcoholismo, por no comprenderlo”, narró.

Ana Lilia mencionó que si su hijo homosexual hubiera tenido libros de texto gratuitos que informaran sobre la diversidad sexual desde la primaria, él no se hubiera sentido raro, ni tampoco hubiera pensado, en haber en qué cajoncito encajo, lo que derivo a no aceptar su homosexualidad y a sentirse culpable. “Hoy mi hijo está en la universidad y se reconoce, aunque se reserva”, compartió.

“Igual y mi hijo ya es grande, pero hay muchos chicos y padres atrás, que consideran que tienen la culpa y que como padres les fallaste o hasta los corran, por ello creo importante el ajuste de contenidos de los libros gratuitos a la diversidad sexual y que tanto a profesores como a padres sean capacitados”, agregó.

Al respecto, María Teresa consideró que si las y los profesores, así como a los padres de familia hubieran sido capacitados, su hijo homosexual no hubiera pasado por apodos como “el joto” o “el maricón”, sumados al bullying que vivió, “pues los profesores no saben qué hacer en estos casos y nosotros como padres no nos hubiéramos culpado de su preferencia sexual”.

El pronunciamiento entregado a Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública, y Javier Treviño Cantú, subsecretario de Educación Básica, contenía tres puntos específicos: incluir temas sobre sexualidad, no limitada a la reproducción sino que abarque también género, vinculaciones afectivas y, sobre diversidad sexual que explique las orientaciones sexuales y la identidad de género  con contenidos científicos, laicos y libre de prejuicios en los libros de texto de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) para ciclo escolar 2017-2018.

Además de solicitar que los profesores reciban la capacitación necesaria, impartida por profesionales expertos en la materia, que denote la importancia que tiene la sexualidad libre de prejuicios y estigmas en la formación personal de los/as educandos/as, que les permita transmitir esta información de forma sustentada y respetuosa.

Esto aunado a la posibilidad de que madres y padres reciban la información adecuada sobre diversidad sexual que les provea de las herramientas adecuadas para poder entender y  orientar a nuestros/as  hijos/as, y que desde pequeños vean y vivan la sexualidad como algo normal de manera libre y responsable.  

Por último, el grupo de madres y padres comentó que los grupos conservadores tienen derecho a no estar de acuerdo, pero la información debe estar para quien le sirva y se garanticen  sus derechos refrendados en los artículos primero y cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

2 Comments

Marco Guerrero

Culturalmente no estamos preparados para recibir de manera inmediata esa información.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*