Leonardo Bastida Aguilar

Ciudad de México a 19 de marzo de 2018

Tras haber denunciado de manera pública que las autoridades de seguridad del municipio de Torreón, Coahuila han detenido arbitrariamente a mujeres trans bajo el argumento de que “se están prostituyendo”, se otorgaron medidas cautelares a las integrantes de dicho sector de la población por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Coahuila de Zaragoza a fin de evitar más hechos de este tipo.

En su denuncia, varias de las afectadas señalaron que el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, y Antonio Pedroza, de la dirección general de salud pública municipal, han emprendido una persecución en su contra, arrestándolas y poniéndolas a disposición de la justicia local debido a que “no portan tarjetón de salud” como si estuvieran ejerciendo trabajo sexual por el sólo hecho de caminar por las calles de la ciudad.

Al respecto, Jolette, una de las denunciantes, comentó en entrevista que  a una de sus compañeras la detuvieron y la trataron como a un hombre, la bañaron a manguerazos , y a otra, la intentaron sacar de un evento privado, en el que festejaba su cumpleaños, por “estar vestida de mujer” y por “estar prostituyéndose”.

La integrante de Laguna Trans cuestionó la visión del gobierno municipal, pues “no todas las mujeres trans se dedican al trabajo sexual ni las que se dedican a eso lo hacen todo el día, también tienen momentos de esparcimiento y diversión, y ahí es cuando las autoridades las están deteniendo”, sumado a que cuando las ven en la calle las amenazan de que las van a “agarrar” por “estarse prostituyendo”.

No sólo son las detenciones de las chicas, indicó la activista, quien reportó que a un bar ubicado cerca de la presidencia municipal de la localidad, donde suele acudir la comunidad LGBTI de la zona, se le exige cerrar antes que todos los demás, a la una y media de la mañana mientras que a los demás locales se les da permiso hasta pasadas las dos de la mañana. Además de que se han cerrado otros bares frecuentados por la comunidad LGBTI por “fomentar la prostitución”. Incluso, afirmó haber presenciado un operativo en el que la policía revisó las pertenencias de todas las personas que se encontraban en un bar frecuentado por la comunidad de la diversidad sexual.

Tanto Jolette como sus compañeras lamentaron que una vez más, Antonio Pedroza, del área de prevención de la dirección de salud pública municipal, emprenda una cacería en su contra, como hace casi 20 años, cuando el alcalde Zermeño fue presidente municipal por primera vez, y le asignó la misma función. En aquel entonces, refirió una de las afectadas, quien prefirió guardar el anonimato, se les llegó a realizar una prueba de VIH en plena vía pública y sin las condiciones mínimas de higiene y seguridad, bajo el pretexto que era obligatorio aplicárselas.

Las denunciantes afirmaron que se han presentado esta serie de atropellos en contra de la comunidad trans en los últimos dos meses, tras el inicio de la gestión municipal de Zermeño, registrándose más de 10 detenciones arbitrarias. Situación que calificaron como un retroceso de más de 20 años, cuando realizaban operativos masivos para detener a integrantes de la comunidad LGBTI.

Por su parte, Mireya Rodríguez  Lemus, de Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses  y promotora de derechos humanos del Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt de Letra S, quien ha dado acompañamiento y asesoría a las denunciantes a lo largo de la semana, explicó que hasta el momento se han presentado siete quejas ante la Comisión local de derechos humanos debido a que se vive un “sentimiento de miedo” al interior de la comunidad trans de la localidad, pues sin importar cual sea su actividad profesional o la razón por la que estén en la vía pública se les exige la tarjeta sanitaria, que tiene un costo de 106 pesos semanales más quinientos pesos de análisis para poder obtenerla.

Respuesta oficial

Ante la denuncia de los hechos y los comentarios suscitados en redes sociales y en medios de comunicación, el secretario del ayuntamiento, Sergio Lara Galván, indicó que las denuncias son falsas y responden a una situación política, además de aclarar que las personas que han sido detenidas tuvieron omisiones en presentar un tarjetón sanitario para ejercer el trabajo sexual y no fue “por estar vestidas de mujer”. Incluso reconoció, que por esa situación, si se realizaron tres detenciones.

Asimismo, el propio presidente municipal, de extracción panista,  ha afirmado que hay una campaña de desprestigio en su contra por “gente interesada de hacer ver como si esta administración no respetara los derechos humanos”. Lo anterior, después de que la regidora del Partido Revolucionario Institucional, Nadia Porras Izquierdo, pidiera el cese a este tipo de actos durante la Sexta Sesión Ordinaria de Cabildo, y que la también regidora, Talía Peñaloza Vallejo, de la Comisión de Salud Municipal, anunciará que acompañará al personal de salud a los rondines de inspecciones a fin de constatar que se hacen dentro del marco legal vigente.

Medidas cautelares

La tarde del viernes, la Comisión local de derechos humanos, a través de su Segunda Visitaduría Regional, emitió medidas cautelares de protección y conservación de los derechos humanos a favor de cinco de las denunciantes por considerar que hubo violación al derecho a la igualdad y al trato digno en sus modalidades de discriminación y acciones u omisiones que transgreden los derechos de las personas transgénero, al derecho a la integridad y a la seguridad personal en su modalidad de intimidación así como la violación a su derecho a la libertad personal en su modalidad de detención arbitraria.

Dichas medidas fueron enviadas al presidente municipal de Torreón, Jorge Zermeño, y a la dirección general de seguridad municipal a fin de que los oficiales de policía y tránsito municipales cumplan con sus funciones en apego a los artículos 1  y 16de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a fin que ninguna persona sea discriminada y molestada salvo en virtud de un mandamiento escrito de la autoridad en el cual se fundamente la causa legal del procedimiento.

De acuerdo con el documento, las autoridades referidas tienes tres días naturales para dar una contestación sobre los hechos denunciados y la adopción de las medidas cautelares.

Ampliación de protección de derechos

Laura Hernández García, coordinadora del Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt calificó de lamentable que las mujeres trans estén viviendo esta situación de nueva cuenta, pues en 2014 se registraron hechos similares en Chihuahua. Sin embargo, consideró que en Torreón la situación es más preocupante porque las detenciones se están dando únicamente por la apariencia de las personas.

Agregó que las medidas cautelares emitidas son pertinentes pero se buscará que el gobierno municipal garantice la no detención de las mujeres trans en la comunidad hasta que se modifique el bando municipal debido a su contenido anticonstitucional.

Al respecto, Álvaro Becerra, también integrante del Consultorio Virtual, comentó que no sólo debe brindar protección en materia de no discriminación sino también en lo correspondiente a no ser realmente molestadas por parte de las autoridades.

Sobre los tarjetones sanitarios, explicó que son violatorios a los derechos humanos de cualquier persona e injustificables como medida para la prevención del VIH debido a que sirven como herramientas de amedrentamiento.

Para Mireya Rodríguez, estas medidas deben ser ampliadas para exigir al gobierno municipal de Torreón el respeto a la Norma Oficial Mexicana 010 referente a la prevención y el control del VIH, pues al igual que en el caso de ella y otras de sus compañeras en Chihuahua, bajo el pretexto de realizar labores de prevención de VIH, se realizaron detenciones arbitrarias e incluso se les forzó a aplicarse pruebas de detección  al interior de la comandancia de policía como condición para poder ser liberadas.

Debido a la gravedad del asunto, en 2016, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua emitió la recomendación 58/2016 a fin de sancionar a los funcionarios responsables y el Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt y  Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses, entre otras organizaciones, presentaron un informe de la situación ante la relatoría especial sobre Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos y Degradantes de la Organización de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

One Comment

Consuelo Morales E

Una pena que los policías sigan cometiendo esa tipo de detenciones. Es necesario contar con policías que tengan un equilibrio emocional estable y una capacitación jurídica mínima para que respeten los derechos constitucionales y la diversidad de las personas

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*