Redacción

Ciudad de México a 28 de febrero de 2017

A partir de esta semana, en el estado de Chihuahua se modificó el contenido de las actas de nacimiento y se eliminó la frase “datos de los padres” para colocar la de “datos de filiación de la persona registrada”. De igual manera, se cambió el espacio referido a los abuelos al reemplazar las palabras “materno” y “paterno” por “Abuelos I” y “Abuelos II”.

Sin embargo, hasta el momento, aún continúan las categorías de apellido paterno y apellido materno. Dichos cambios surgieron de un convenio entre el gobierno chihuahuense y la Secretaría de Gobernación, el pasado 3 de mayo de 2016, explicó ante los medios de comunicación la titular del Registro Civil estatal, Inés Martínez.

De acuerdo con la funcionaria chihuahuense,   las palabras “padre” y “madre” se han cambiado por “filiación” porque ese es el vínculo jurídico que existe entre dos personas donde una es descendiente de la otra, sea por un hecho natural o por un acto jurídico como la adopción.

Además, señaló  que el formato “se ha usado desde hace más de un año y no ha tenido ninguna repercusión jurídica en perjuicio de la persona registrada” y responde a que los 32 estados de la República Mexicana, junto con el Registro Nacional de Población, buscan un esquema de mayor seguridad y generar mayor certidumbre a toda persona registrada.

A pesar de que la modificación podría permitir el registro para hijos o hijas de parejas conformadas por personas del mismo sexo, Martínez fue enfática ante los medios de comunicación al decir que el registro de menores se apega al artículo 60 del Código Civil del Estado, en el cual se establece cómo se estructura el nombre de las personas, con el primer apellido del padre en primer término y después el de la madre, y por tanto, no está contemplada esa posibilidad en la ley vigente.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*