Redacción

Ciudad de México a 21 de febrero de 2017

Ante los resultados de la investigación comenzada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que ratificó la denuncia hecha por organizaciones de la sociedad civil sobre la adquisición de pruebas falsas de detección de VIH para mujeres embarazadas en 2012, en los que se demostró que dichas pruebas carecían de los requisitos sanitarios correspondientes, representantes del organismo y de la Secretaría de Salud interpusieron una denuncia de hechos ante el Ministerio Público de la Federación para la determinación de las responsabilidades penales correspondientes.

En comunicado de prensa, ambos organismos explicaron que en 2012, la empresa Comercio y Servicios Administrativos Integrales del Golfo S.A. de C.V. surtió a la Secretaría de Salud de Veracruz de 70 mil pruebas rápidas de detección de VIH para ser aplicadas en mujeres embarazadas y cobró nueve millones 49 mil 740 pesos por dichos productos. Dicha empresa está registrada ante la Secretaria de Economía en el rubro de operación “otras construcciones de ingeniería civil u obra pesada”, pero ganó la licitación convocada en diciembre de 2011 por la propia secretaría.

Ante las denuncias, Cofepris investigó que dichas pruebas fueron adquiridas en China a la empresa Hangzhou Clongene Biotech y carecían de registro sanitario para poder ser aplicadas en México. Al hacer una búsqueda sobre su existencia, se les ubicó como “Kit de detección VIH 1&2 VIH Test” en el Almacén “A” de Insumos de la secretaria veracruzana. Sin embargo, sólo se encontraron 46 mil 984 de las 70 mil adquiridas por lo que se sospecha que 23 mil 16 si fueron aplicadas pues se documentó que los kits de detección fueron repartidos en las 11 jurisdicciones sanitarias del territorio veracruzano.

Por tal motivo, Cofepris se dio a la búsqueda de la empresa responsable de su venta y acudió al domicilio registrado de la misma pero no pudo localizar a ningún empleado o representante, situación que ha conllevado al inicio de un proceso legal.

La historia

Como cada vez que llega un nuevo bloque de pruebas rápidas de detección de VIH, en 2012, el Grupo Multisectorial en VIH/sida e infecciones de transmisión sexual del Estado de Veracruz “testeó” algunas de las nuevas 70 mil pruebas recién llegadas al estado de la costa del Golfo de México. El resultado obtenido fue que arrojaban “falsos negativos”, pues a varias personas, que se sabía vivían con el virus, las pruebas les dieron un resultado negativo.

Inmediatamente se reportó el hallazgo a la secretaria de salud veracruzana, la cual, dijo a la organización civil que se iban a enviar a su propio laboratorio para ser verificadas. En su dictamen, el laboratorio de la secretaria de salud del estado aseguró que eran óptimas para su uso. Tras otro testeó, el Grupo Multisectorial volvió a comprobar su falta de eficacia y que eran las mismas rechazadas anteriormente.

Debido a los resultados, Irasema Guerrero Lagunes ordenó a las jurisdicciones el resguardo y posterior regreso de las pruebas en julio de 2012, las cuales, terminaron de juntarse en diciembre de ese año, es decir, seis meses después de haberse dado la orden.

El año siguiente, Juan Echeverría Betancourt, jefe del Departamento de pidió a través de un oficio del 21 de enero de 2013, “que sean cambiadas las pruebas de SIDA, para mujeres embarazadas (…) por ser un productor inconsistente, con resultados inválidos”.

El mismo año, en mayo, se ordena al área jurídica interponer una denuncia en contra de la empresa Comercio y Servicios Administrativos del Golfo, abriéndose la averiguación previa PGR/VER/XAL/II/24/2013-C.O.E.

Sin embargo, no ocurrió nada y de acuerdo con información del área de transparencia de la secretaría de salud veracruzana, en abril de 2015 se extendió una invitación a Comercio y Servicios Administrativos Integrales del Golfo S.A. de C.V. para participar en una licitación simplificada para brindar “servicio especializado de mensajería y paquetería”.

Hasta el momento, según una investigación realizada por Eje Central, el socio mayoritario de la empresa es Arturo Sarmiento Rivadeneyra, exsubdelegado de Recursos Financieros de la Secretaria de Seguridad Pública, Araceli Calderón Ruiz y como comisario empresarial Enrique Samberino Lara, hasta el pasado viernes jefe de la Unidad Jurídica de la Comisión de Aguas de Veracruz.

Con información de Eje Central

Notas relacionadas

Exigen a Secretaría de Salud de Veracruz dar información sobre pruebas falsas de VIH

http://www.letraese.org.mx/exigen-a-secretaria-de-salud-de-veracruz-dar-informacion-sobre-pruebas-falsas-de-vih/

Pruebas falsas de VIH entraron a México de manera irregular

http://letraese.jornada.com.mx/2017/02/01/pruebas-falsas-de-vih-entraron-a-mexico-de-manera-irregular-882.html

No sólo hubo problemas con pruebas de VIH en Veracruz, también con condones femeninos y robo de medicamentos; Grupo Multisectorial

http://www.letraese.org.mx/no-solo-hubo-problemas-con-pruebas-de-vih-en-veracruz-tambien-con-condones-femeninos-y-robo-de-medicamentos-grupo-multisectorial/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*