Leonardo Bastida Aguilar

Ciudad de México a 1 de diciembre de 2017

Durante los próximos tres años, alrededor de tres mil personas en la ciudad de México, Guadalajara, Jalisco y Oaxaca, pertenecientes a grupos con alta probabilidad de adquirir una nueva infección de VIH, tendrán acceso a la profilaxis pre exposición (PrEP) como parte de un proyecto de implementación de dicho tratamiento en México en aras de establecer una política pública en la materia.

En conferencia de prensa con motivo del 1 de diciembre, Día Internacional de Respuesta al VIH,  Patricia Uribe, titular del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida), explicó que este proyecto, el cual también se llevará a cabo en Perú y Brasil, no es un proyecto de investigación clínica, debido a que ya está demostrada la eficacia y la seguridad de la profilaxis, sino que su objetivo es ver cómo se puede instrumentar de manera más adecuada en el país, tanto en servicios de salud institucionales  como en comunitarios, donde está trabajando la sociedad civil, el uso de la PrEP.

Incluso, remarcó, saber si estos servicios de salud comunitarios son mejores alternativas en ciertas condiciones para instrumentar el suministro y atención con respecto a la profilaxis.

Añadió que, mediante el estudio, otro tema a revisar es el del precio, pues actualmente los medicamentos usados para la PrEP, truvada, tiene un costo al gobierno de dos mil 200 pesos y de entre 12 y 15 mil pesos al público en general. Con estos costos, refirió, dar profilaxis genera una erogación de 89 por ciento del costo que tiene el tratar a una persona por año, lo cual la hace no costo efectivo, y por tanto, se debe trabajar para que su implementación sea más adecuada a la realidad nacional.

Por su parte Ariel Campos, secretario técnico del Consejo Estatal para la Prevención del Sida en Jalisco, explicó que la PrEP es una estrategia más de prevención de nuevas infecciones que se suma a otras como el uso del condón, la toma adecuada de medicamentos por parte de las personas con VIH, que logra reducir en un 97 por ciento las posibilidades de una nueva infección, y la aplicación periódica de pruebas de detección en las personas que no viven con VIH.

Agregó que en el caso de la PrEP se ha demostrado su eficacia entre un 92 y 93 por ciento de no adquirir la infección, y aclaró que esta no sustituye ninguna otra estrategia, sino más bien se refuerzan.

Sobre el proyecto, mencionó que el acceso a los medicamentos será gratuito al igual que los servicios que van en conjunto con el mismo como la aplicación regular de pruebas de detección, la confirmación de una posible infección, la atención médica, tratamiento antirretroviral, entre otros.

En el proyecto participarán el Fondo de Población de las Naciones Unidas, el Instituto Nacional de Salud Pública, Censida y los programas estatales de las entidades federativas donde estará disponible la profilaxis. Todos los medicamentos utilizados durante la investigación fueron donados por el fabricante del tratamiento.

Para Patricia Uribe, la finalidad última del proyecto “contar con una herramienta más para poder combinar y fortalecer las labores de prevención en el país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*