Ceremonia de Apertura de la Conferencia Científica IAS 2019
Julio 21 de 2019. CDMX

Alejandro Brito

Muy buenas noches a todas y todos los presentes, sean ustedes bienvenidos.

La movilización comunitaria ha sido crucial en la respuesta a la pandemia del VIH. Las organizaciones civiles y comunitarias jugamos un rol irremplazable en el alcance a las comunidades más afectadas por la epidemia, que por sus condiciones de marginación y discriminación son excluidas o no pueden acceder a los servicios gubernamentales.
Sin embargo, la reducción de los fondos de donantes internacionales y de algunos gobiernos nacionales ha puesto en riesgo este rol fundamental.

Hasta muy recientemente, México se había destacado como modelo de contratación social y financiamiento público a las organizaciones civiles. Pero debido a una suspensión drástica de dichos fondos, México se está alejando de ese modelo. Mientras los esfuerzos globales apuntan a acelerar la respuesta al VIH, México pone el freno y desacelera la marcha de su respuesta. Suspender o negar apoyos a las organizaciones civiles y comunitarias podría disparar el número de nuevas infecciones. Los estados de la región tienen que asumir la responsabilidad de financiar los servicios de prevención proporcionados por las organizaciones civiles y comunitarias. ¡Los Estados se lo pueden permitir!

Las organizaciones comunitarias y civiles somos parte esencial de la respuesta a la epidemia del VIH. Sabemos levantar la voz cuando es necesario, pero también sabemos colaborar en la búsqueda de soluciones. Permítanme darles un ejemplo:

En respuesta a la amenaza del desabasto de medicamentos antirretrovirales, debido al cambio en la política de compras de los medicamentos, que forma parte del combate del gobierno en contra de la corrupción en el sistema de salud, un grupo de médicos y activistas presentamos a las autoridades de Salud y de Hacienda una nueva estrategia de tratamientos.

Afortunadamente el gobierno aceptó la propuesta. Como resultado se logró:

Primero. La simplificación de los esquemas de tratamiento, depurando el número de medicamentos obsoletos, e introduciendo los mejores medicamentos antirretrovirales disponibles en el mundo.

Segundo. La reducción en los costos del tratamiento, alcanzando un ahorro de alrededor de 90 millones de dólares. México es el país de América Latina que paga los precios más altos de los antirretrovirales.
Tercero. Tomar medidas frente al creciente problema de las resistencias virales a los tratamientos.

Con esta nueva estrategia, será posible no solo atender a un mayor número de personas, sin que ello signifique un aumento de recursos, sino que también se acabará con la práctica perversa de permitir a las compañías farmacéuticas controlar el flujo de las compras públicas de los medicamentos antirretrovirales.

Esto es un ejemplo de lo que se puede lograr cuando se alían los actores clave, y cuando se pone a la persona en el centro de las decisiones, por encima de intereses particulares y comerciales.

Por otro lado, es necesario impulsar el activismo en contra de la hepatitis C, que está afectando particularmente a las personas con VIH. A menos que lo hagamos, esta epidemia amenaza con revertir los logros alcanzados en el control de la epidemia de VIH. La hepatitis C es curable. ¡Es urgente hacer su tratamiento accesible a todas aquellas personas que lo necesitan!

Los avances científicos y tecnológicos, por otro lado, nos vuelven a brindar una nueva oportunidad de poner alto a la epidemia. Aquellos países que han adoptado la Profilaxis Pre Exposición (PrEP) en sus políticas de prevención, han logrado disminuir el número de nuevas infecciones. La PrEP debe ser adoptada como política pública. No podemos desaprovechar esta nueva oportunidad. ¡México y otros países de América Latina se lo pueden permitir!

¡PrEP accesible YA!

América Latina es el continente más violento y más desigual del mundo. Los estados de la región han fallado en proporcionar seguridad y bienestar a sus habitantes. De ahí las crecientes oleadas de personas migrantes, desplazadas y refugiadas. Cuando su vida está en peligro, ¡NO HABRÁ MURO QUE DETENGA la determinación de las personas de buscar lugares más seguros o los medicamentos que les garanticen la vida! En algunos países de la región, como Venezuela, se vive un éxodo forzado de personas con VIH por el colapso de los servicios de salud y la escasez de tratamientos. En un esfuerzo por sobrevivir, se ven obligadas a abandonar sus lugares de origen. Cualquier persona que huya de su país por temor a perder su vida, ya sea por la violencia o por la falta de medicamentos, debería recibir protección internacional. En particular, es necesario otorgar protección prioritaria a las mujeres transgénero solicitantes de refugio. Deportar a las mujeres trans y a las personas con VIH solicitantes de refugio es condenarlas a muerte.
Si asumimos el compromiso de no dejar a nadie atrás, debemos asumir el compromiso de proporcionar tratamientos antirretrovirales a las personas con VIH independientemente de su condición migratoria y sin restricciones. En particular es necesario garantizar los tratamientos a las personas con VIH que sean deportadas por la política bárbara e inhumana de Donald Trump. No podemos convertirnos en cómplices de su odio, de su xenofobia y de su racismo.

¡Alto a la criminalización de migrantes y refugiados!

¡Alto a la criminalización de las Personas con VIH!
Finalmente, la comunidad científica está reunida una vez más para exponer al mundo los avances más recientes en la investigación del VIH. Avances que nos permitirán tomar las mejores decisiones para detener la epidemia, más allá de estigmas y estereotipos. La evidencia científica es la mejor manera de combatir los prejuicios.

Pero así como somos capaces de reunirnos para intercambiar conocimiento científico, también debemos ser capaces de reunir todos nuestros esfuerzos para hacer llegar los logros científicos a la gente que más los necesita.

¡Podemos hacerlo! ¡VAMOS A HACERLO!
Muchas Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*