Leonardo Bastida Aguilar

Ciudad de México a 13 de octubre de 2019

La garantía del ejercicio de todos los derechos, incluidos los derechos sexuales y reproductivos, para todas las personas es un compromiso del gobierno mexicano indicó Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación durante la inauguración del 24 Congreso Internacional de la Asociación Mundial para la Salud Sexual, que se celebra en la ciudad de México del 12 al 15 de octubre.

La ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resaltó una de las más grandes acciones en materia de derechos sexuales y reproductivos en la historia del país ha sido la reciente inclusión de la educación integral en sexualidad en el artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, una herramienta que permitirá transformar los valores culturales y fortalecer a las nuevas generaciones mediante educación, la cual debe contener perspectiva de género, estar alejada de cualquier dogma y basada en evidencia científica.

Añadió que parte de estos esfuerzos son el reconocimiento de los derechos de la diversidad sexual, debido a que se requiere que todas las personas sean libres, pues es inadmisible que haya un trato diferenciado hacia las personas por su identidad de género u orientación sexual; brindar servicios de salud accesibles y amigables, e impulsar una agenda a favor del derecho a decidir y en contra de la criminalización del aborto.

Al respecto, recordó que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó el amparo en revisión 1388/2015 ante la negativa de una institución pública federal de permitir a una derechohabiente interrumpir su embarazo a pesar de que este afectaba su salud por lo que no debería ponerse en duda el derecho al aborto motivado por el riesgo a la salud de la madre, pues con la sentencia de la Corte, quedo protegido constitucionalmente.

Sobre la educación integral en sexualidad, Gabriela Rodríguez, titular de la Secretaría de la Mujer de la ciudad de México, explicó que esta propuesta educativa está basada en el respeto irrestricto a la dignidad y los derechos humanos por lo que los nuevos planes de estudio tendrán una perspectiva de género.

Por su parte, Nadine Gasman, titular del Instituto Nacional de las Mujeres, comentó que la sexualidad plena es necesaria para el desarrollo humano, pero ha sido un tema en el que hay muchos rezagos para las mujeres, dificultándoseles el acceso a los servicios y viviendo violencias a lo largo de toda su vida.

En materia de compromisos en la materia, Karla Berdichevsky, directora del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud, resaltó la necesidad de actualizar las políticas públicas, tomando en cuenta que los derechos sexuales y reproductivos son componentes esenciales del desarrollo sustentable de un país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*