Redacción

Ciudad de México a 23 de enero de 2017

Con el Palacio de La Moneda, sede del poder ejecutivo de Chile, como telón de fondo, la presidenta de la nación sudamericana, Michelle Bachelet firmó el Acuerdo por la Igualdad, promovido por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), en el que, entre otros temas,  está un proyecto de ley sobre matrimonio igualitario que será presentado ante el Congreso Nacional durante el primer semestre del año.

 

Dicho acuerdo, surgió tras la interposición de una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por parte de tres parejas a las que el Estado chileno negó la posibilidad de celebrar matrimonio en 2010 así como recursos de protección para que pudieran hacerlo.

 

Además de las reformas en materia de matrimonio, también contempla reformas a la Ley Antidiscriminatoria, a la Unión Civil para reconocer derechos de paternidad y maternidad a las parejas del mismo sexo, a la Ley de Adopciones (a objeto posibilitar la adopción a los convivientes civiles), así como la aprobación de la Ley de Identidad de Género, la derogación de normas homofóbicas del Código Penal y la reforma de las facultades que se entrega a las iglesias para decidir hacer clases de religión en establecimientos laicos.

 

Esto aunado a la inclusión de la temática de la diversidad sexual y de género en el sistema educacional, partiendo desde la etapa pre-escolar, así como la incorporación de los derechos de las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales en todas las políticas del Ministerio de la Salud y del Ministerio de la Mujer y de Género.

Durante el evento, celebrado el pasado 20 de enero, la mandataria chilena dijo que “Chile reconoce formalmente la necesidad que tenemos como país de seguir perfeccionando las bases institucionales y nuestras normativas para evitar todo tipo de discriminación de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales”.

En ese sentido, añadió, “nos comprometemos como Estado a impulsar una discusión pública, participativa y abierta que permita al país generar un proyecto satisfactorio de matrimonio igualitario, reconociendo a todas las personas los mismos derechos”.

Por su parte, Rolando Jiménez, declaró ante los medios chilenos que “este acto sin precedentes para promover el matrimonio igualitario marca una nueva etapa en la lucha por esta ley, pero sobre todo, para avanzar hacia la implementación de todas las políticas públicas y leyes demandadas por la diversidad sexual y de género y que son parte del Acuerdo por la Igualdad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*