Dulce Carpio Reyes

Ciudad de México a 2 de mayo de 2017

En el marco del Día del Trabajo, trabajadoras y trabajadores del hogar remunerados marcharon y exigieron el reconocimiento de sus derechos laborales, principalmente la seguridad social pues 62 por ciento de las personas integrantes del sector ha sufrido algún accidente dentro de su fuente de trabajo sin contar con la posibilidad de acudir a un servicio médico, denunciaron integrantes del  Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (SINACTRAHO).

Durante su participación en la marcha con motivo de la efeméride, Silvia, quien desde los  13 años ha laborado como trabajadora del hogar sin contar con seguridad social, comentó que a las y los empleadores sólo les importa que trabajes sin importar la salud de la empleada. “Yo por ejemplo caí de las escaleras y no podía levantarme, mi empleadora sólo me dio una pastilla para el dolor y eso fue todo”. En las mismas condiciones, Rebeca dijo que al tratarse de enfermedades como diarrea, gripa o cualquier otro malestar, ella  debe comprar y tomar el medicamento por su propia cuenta sin faltar al trabajo.

Según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, en México, 97 por ciento de las trabajadoras del hogar no cuentan con ningún servicio de salud, aunado a que 75 por ciento gana entre uno y dos salarios mínimos, lo que hace más difícil  el acceso a la salud para dicho sector.

Integrantes del SINACTRAHO mencionaron que actualmente el gremio, en muchos de los casos no cuenta con un contrato laboral y un salario mínimo profesional, por lo que se ven obligadas a pactar condiciones desfavorables, por ejemplo un salario de 100  a 250 pesos por realizar limpieza general,  lavar, planchar, cocinar, y en muchas de las veces, el cuidado de menores, adultos mayores, personas enfermas hasta mascotas, sin ningún pago extra y ni hablar sobre los derechos labores.

Además que en la mayoría de los casos no reciben atención médica por no estar inscritas en el régimen obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social y sólo una mínima parte busca atención particular, enfatizó la organización sindical.

De acuerdo a la Ley General del Trabajo, en su artículo 133 inciso XV queda prohibido el despido de mujeres embarazadas. Sin embargo, María de la Luz, quien desde hace siete años se emplea como trabajadora del hogar,  cuenta que luego de embarazarse de su primer hijo fue despedida injustificadamente, usando como pretexto el extravió de unos lápices, por lo que tuvo que pagar las visitas prenatales y el parto sin poder entablar una demanda, debido a que no contaba con un contrato laboral.

En el país existen 2.4 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar, donde 95 por ciento son mujeres, y de ellas, 96 por ciento  no  tiene un contrato laboral que establezcan los derechos labores básicos del sector, por lo que el gremio exhorta al gobierno federal  a la pronta ratificación del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que reconoce dichos derechos laborales (contrato laboral, salario minino, jornada laboral, días de descanso, aguinaldo, entre otros) y que el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se había comprometido llevar al Ejecutivo federal desde hace tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*