Rocío Sánchez

El cáncer de próstata debe ser un tema prioritario de salud y una vía para lograrlo es publicar la Norma Oficial Mexicana para su atención, así como asignar presupuesto específico para cubrir todas las necesidades que ésta genera. Así lo plantean integrantes de la Alianza “Uniendo fuerzas contra el cáncer de próstata”, que reúne a sociedades médicas y organizaciones de la sociedad civil.

El cáncer de próstata cobra en México 7 mil vidas cada año, a la vez que se detectan entre 21 mil y 25 mil casos nuevos en el mismo periodo, la mayoría de ellos en etapas avanzadas, informó en entrevista el doctor Jesús Torres Aguilar, presidente de la Sociedad Mexicana de Urología.

Como la mayor parte de los cánceres, el de ese órgano no da síntomas, excepto cuando ya se ha extendido a otras partes del cuerpo, como los huesos. Por el contrario, si se detecta a tiempo, es posible controlarlo y curarlo, ya sea mediante cirugía o con terapia hormonal y oncológica.

Organizaciones y personas agrupadas en la alianza “Uniendo fuerzas…” participaron en el desarrollo de la NOM 048, que “está lista desde hace cuatro años”, según informó Adela Ayensa, directora de la Fundación Salvati, dedicada a mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer y de sus familias. Sin embargo, dicha norma todavía no ha sido publicada.

Lo que permitirá la NOM, coincidieron en señalar Torres y Ayensa, es que se estandaricen la detección y el tratamiento del cáncer de próstata para que deje de haber diferencias en la atención que reciben los hombres en diferentes zonas de la república. Además, deberá ir acompañada de guías de tratamiento que dirigirán las acciones y también optimizarán los recursos al detectar los casos de forma más temprana y tratarlos más eficientemente.

Asimismo, las organizaciones médicas y civiles solicitaron a los legisladores que declaren el 29 de noviembre como Día Nacional contra el Cáncer de Próstata, de manera que el Estado mexicano se comprometa a crear conciencia, pero sobre todo, a actuar para atender de mejor manera la enfermedad. Con el apoyo del senador Salvador López Brito, del Partido Acción Nacional, esta iniciativa ya fue aprobada en la Cámara de Senadores y falta el voto positivo de la de Diputados para que sea declarado como día oficial.

La detección no es un chiste

El tabú que pesa sobre el tacto rectal como técnica de exploración de la próstata es uno de los principales obstáculos para la detección temprana de este tipo de cáncer en México. El doctor Torres rechazó que la medición del antígeno prostático en sangre sea suficiente para determinar si un hombre tiene cáncer de próstata. Esa prueba debe ir siempre acompañada de un tacto rectal, puesto que de esta manera el médico urólogo es capaz de confirmar o descartar una sospecha de anormalidad que pudiera sugerirse en un antígeno prostático elevado.

“Al menos, el doctor debería darme un besito”, “¡Tanto que me he cuidado!”, “¿Qué tal si me gusta?”, son sólo algunos de los chistes con los que los hombres mexicanos rechazan la posibilidad de someterse a un tacto rectal que, de acuerdo con los especialistas, dura apenas unos segundos. Para contrarrestar estas actitudes, la alianza lanzó en redes sociales la campaña #EstoEsSerio, con el fin de concientizar a los varones de que hacerse revisar la próstata no es un juego. “Las repercusiones del cáncer de próstata en la calidad de vida de un hombre pueden ser realmente serias”, afirmó Adela Ayensa, y mencionó que entre esas consecuencias está la metástasis en huesos, lo cual podría llevar a una incapacidad para caminar.

Por esto, es importante que los hombres acudan a revisarse a partir de los 40 años de edad, además de que deben saber que el cáncer es más agresivo cuando se presenta en hombres jóvenes.

La Alianza “Uniendo fuerzas contra el cáncer de próstata” está conformada por la Asociacion Mexicana de Lucha contra el Cáncer, el Movimiento Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata, Prooncavi (Pro Oncología y Calidad de Vida), Fundación Salvati, la Sociedad Mexicana de Oncología y la Sociedad Mexicana de Urología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*