Redacción

Ciudad de México a 26 de julio de 2017

A través de la resolución por disposición 8/2017, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) exhortó a las instituciones de salud a garantizar el acceso a los servicios de salud reproductiva sin discriminación.

Esto, debido a que registró tres casos de mujeres derechohabientes de una institución de seguridad social a quienes no se garantizó oportunamente el acceso al “Servicio de Reproducción Humana” -Fertilización In Vitro (FIV)- con motivo de su edad.

Tras analizar el caso y a través de esta resolución, el Conapred determinó que este hecho es un acto de discriminación en agravio de las personas peticionarias y sus respectivas parejas, que adicionalmente vulnera su derecho a recibir este servicio con motivo de su estado civil y situación familiar.

“La negativa de la institución de seguridad social para brindarles el servicio de FIV, motivada por la edad de quienes lo solicitaron, interfiere arbitrariamente en el ejercicio pleno de sus derechos a la igualdad y no discriminación, a la salud, a la vida privada, a la autonomía reproductiva y a fundar una familia, retrasando con ello su plan de vida que involucra la posibilidad de ser madres o padres”, advirtió el organismo.

En la resolución señaló que los criterios o requisitos establecidos por la institución de seguridad social para ofrecer el servicio de FIV implican una distinción arbitraria entre las mujeres que tengan hasta 35 años de edad y aquellas mayores a la misma, pues niega a las segundas la oportunidad de acceder al tratamiento de reproducción asistida.

Además que la decisión del momento adecuado para tener hijos compete exclusivamente a cada persona como parte de su derecho a la autonomía individual y a fundar una familia, sin injerencias arbitrarias por parte del Estado, resalto la institución presidida por Alexandra Haas.

Por esas razones, el Consejo solicitó a dicha institución de seguridad social garantizar la igualdad real de oportunidades y los derechos de las personas a la no discriminación, a la igualdad, a la salud, a la vida privada y a la autonomía reproductiva para que puedan tener acceso sin contratiempo arbitrario alguno a su servicio de reproducción humana.

E instó a realizar todas las acciones administrativas y normativas tendientes a modificar los criterios y requisitos para acceder al tratamiento de Fertilización In Vitro, a la par de que en lo inmediato deberá garantizar el referido servicio a todas las personas y, de ser el caso, deberá reparar el posible daño psicológico de las víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*