Leonardo Bastida Aguilar

Con la finalidad de brindar información a la población migrante en la ciudad de México, sobretodo la perteneciente a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual, en materia de derechos como acceso al trabajo o a la salud,  Fundación Arcoíris por el respeto a la diversidad sexual, con apoyo de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidad capitalina, elaboró dos guías de apoyo para personas en situación de movilidad.

Durante la presentación de las guías, Gloria Careaga, directora general de la Fundación, cuestionó el tipo de políticas públicas que se han elaborado en torno a la migración y advirtió, que en muchas ocasiones, no se toma en cuenta que las personas migrantes también viven su sexualidad, y en ciertos casos, la orientación sexual o la identidad de género son determinantes para que una persona busque un lugar en el que haya espacios de libertad para desarrollarse.

Advirtió que en el caso de la ciudad de México, responde a necesidades como el propiciar anonimato por ser una urbe de gran tamaño en el que las personas no son tan visibles.

Ximena Batista, investigadora de la Fundación, indicó que estos materiales son  complementarios a una investigación elaborada el año pasado con personas migrantes en la ciudad de México en la que se mostró la existencia de cierto desconocimiento  de los programas ofrecidos por instituciones capitalinas hacia las personas en situación de movilidad.

Gabriela Hernández, integrante de Casa Tochan, reconoció que el tema de la diversidad sexual tomó por sorpresa a muchas organizaciones con trabajo en defensa de las personas migrantes, las cuales, no cuentan con espacios adecuados para atender a las personas LGBTI y se están capacitando en la materia.

La primera guía, titulada Trabajo y migrantes LGBT en la Ciudad de México está dividida en ocho apartados. El primero de ellos explica la relación entre el acceso al derecho al trabajo y la migración; el segundo especifica los derechos laborales de las personas migrantes; el tercero da razón de los principales desafíos para las personas migrantes LGBTI como la discriminación.

Un cuarto apartado está dedicado al buen trato a este sector de personas en situación de movilidad; el quinto brinda información sobre los programas de atención en la Ciudad de México; el sexto refiere al marco normativo de protección capitalino; el séptimo orienta sobre las instancias a las que se puede acudir en caso de que se presente un caso de discriminación o de violación a derechos humanos, y el octavo comparte algunas recomendaciones para garantizar el acceso al trabajo a las personas LGBTI.

La segunda, titulada Salud y migrantes LGBT en la Ciudad de México contiene siete capítulos diferentes. El primer apartado explica el vínculo entre la salud y la migración y por qué es importante la inclusión del derecho a la protección de la salud en la agenda de la migración. Para ahondar más en la materia, el segundo capítulo explica las diferentes problemáticas de salud que se les presentan a las personas en situación de movilidad.

A manera de respuesta a dichas situaciones, el tercer inciso plantea diferentes medidas para garantizar el buen trato a las personas migrantes integrantes de algunos de los colectivos LGBTI. Un cuarto apartado informa sobre los programas de atención existentes para migrantes en materia de salud en la ciudad de México,  el quinto, sobre el marco normativo de protección mientras que el sexto dice que hacer en caso de ser víctima de un acto de discriminación o de haber sido víctima de una violación a derechos humanos. Por último, se presentan una serie de recomendaciones para mejorar el acceso a la salud por parte de las personas migrantes LGBTI.

Ambos materiales se pueden descargar en el sitio web de la Fundación Arcoíris.