Leonardo Bastida Aguilar

A partir de este mes, se incorpora a la lista de medicamentos antirretrovirales disponibles en México, en sector público y privado, un inhibidor de la integrasa de última generación (dolutegravir) que ha mostrado, a través de diversos estudios, ser una opción adecuada para integrarse a los esquemas de tratamiento vigentes.

En conferencia de prensa, Luis Enrique Soto Ramírez, jefe del laboratorio de Virología Molecular del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, explicó que diversos estudios han probado que el fármaco se puede utilizar con pacientes sin experiencia previa en tratamiento, con aquellos que han mostrado resistencia a otros inhibidores de integrasa o con quienes ya han tomado otros esquemas.

De acuerdo con el experto, el medicamento está indicado para su uso combinado con otros agentes antirretrovirales (se requiere de una asociación de fármacos que operan por distintos mecanismos de acción en distintos estadios de la multiplicación del virus para conseguir un tratamiento exitoso), en el tratamiento del VIH en adultos y en niños de 12 años o más cuyo peso corporal sea superior a 40 kg.

Asimismo, esta nueva terapia cuenta con una vida prolongada en sangre (12 a 14 hrs.) lo que permite tomar una dosis de una vez al día con o sin alimentos en cualquier momento del día.

En los casos de pacientes con resistencia a inhibidores de integrasa, la dosis que se debe administrar es de una tableta de 50 mg cada doce horas. Esto significa una ventaja para los pacientes con VIH que frecuentemente reciben diversas medicaciones en forma simultánea con muchas interacciones entre ellas y varias tomas al día.

Además, explicó Soto, el tratamiento tiene alta barrera genética, es decir, el fármaco mantiene su eficacia a pesar de que el virus haya desarrollado varias mutaciones genéticas que confieren resistencia a otras drogas.

No disminuye la efectividad de otros fármacos, y tiene poco impacto sobre los lípidos en la sangre debido a que no aumenta los niveles de colesterol y/o triglicéridos en sangre, ni genera depresión crónica, refirió el también investigador.

La integrasa es una enzima que permite que el ADN del virus del VIH se integre al ADN de las células sanas, dolutegravir, al ser un inhibidor de ésta, impide la unión de esta enzima y bloquea un paso fundamental en el ciclo de replicación del virus.

Notas relacionadas:

Aprueba Cofepris nuevo medicamento para tratamiento de VIH/sida en México

http://notiese.org/notiese.php?ctn_id=7817

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*