Graciela Vázquez

“¡Si Medina fuera mujer el aborto sería legal!”. Esta y otras consignas más fueron pronunciadas durante el mediodía de ayer por decenas de mujeres integrantes de organizaciones de la sociedad civil frente a la Oficina de Representación del Gobierno del Estado de Nuevo León en el Distrito Federal. El objetivo de las manifestantes fue declarse en contra de la iniciativa impulsada por los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional, proyecto que, de aprobarse, modificaría el artículo 1º de la Constitución estatal, alejando aún más a las neolonesas de la posibilidad de interrumpir el embarazo en condiciones seguras y legales. Ello, en vista de que quedaría elevado a rango constitucional el derecho a la vida desde la fecundación, pues se asumiría que el cigoto, célula que surge luego de la fertilización, tiene el estatus de persona.

Martha Juárez, vocera de la Campaña Nacional por el Derecho a Decidir, recordó que tal iniciativa ya fue analizada en una primera vuelta en el Congreso del Estado. Dada la coyuntura política de cambio de gobierno en octubre próximo, abundó Juárez, el actual gobernador priísta, Rodrigo Medina, estaría pretendiendo amarrar el compromiso con el mandatario entrante, Jaime Heliodoro Rodríguez, mediante una nueva discusión del tema en una futura segunda vuelta, y así, aprobar la reforma que se traduciría en la penalización del aborto. Cabe señalar que en esa entidad del norte más de un millón de mujeres en edad reproductiva podrían verse afectadas, eventualmente, por la modificación constitucional.

Todo indica, aseguró la activista, que el gobernador Medina de la Cruz y los legisladores que lo apoyan estarían utilizando la aprobación de la ley antiaborto como “moneda de cambio”, esto es, para dar luz verde al matrimonio entre personas del mismo sexo (matrimonio igualitario) la sociedad neolonesa tendría que aceptar la reforma al artículo 1º constitucional. “Y eso no lo vamos a permitir. Para eso estamos aquí, para dialogar con la representante de la Oficina y entregarle una carta en la que exigimos congruencia política y que se detenga una iniciativa que violenta los derechos de las mujeres de Nuevo León”. El documento referido está firmado por más de treinta organizaciones, entre ellas el Programa Universitario de Estudios de Género, la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos (ambos de la UNAM), la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos de México y la Academia Mexicana de Derechos Humanos.

“Saquen sus rosarios… de nuestros ovarios”

Por su parte, Adriana Jiménez, también activista de la Campaña, enfatizó el carácter retrógrado y regresivo de la iniciativa antiaborto. “No vamos a permitir que se apruebe, no vamos a permitir más criminalización hacia las mujeres”, dijo. A su lado, las mantas del resto de las manifestantes exhibían algunas imágenes caricaturizadas del presidente Enrique Peña Nieto, del gobernador saliente y de la jerarquía católica, así como frases que también eran constantemente coreadas por el grupo: “Como decía el señor obispo, las mujeres son para parir”, “Nuestro cuerpo, nuestro territorio”, “Educación sexual, para decidir”.

Una comisión de cuatro personas fue recibida por la representante de la Oficina de Representación, Adriana María Ramos Vizcaíno. Al salir de la reunión, luego de aproximadamente una hora, Martha Juárez advirtió que continuarán las acciones para impedir la aprobación de una segunda vuelta en la Comisión Permanente del Congreso, el próximo 17 de julio.

3 Comments

Interrupción legal del embarazo

En NL tienen uchos roblemas de abusos contra las mujeres, deberia ser legal el poder abortar cuando alguien tiene un hijo no deseado, sea por violacion o simplemente porque los jovenes tuvieron su momento de calientes, por asi decirlo, y sin proteccion

Reply

Responder a abortar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*