En materia de derechos LGBTI, la Resolución de la OEA debe aprobarse sin reservas: activistas

Honduras y otros países pretenden acotar la Resolución de la OEA en materia de diversidad sexual.