Redacción

Ciudad de México a 6 de marzo de 2017

“Golpeadas con palos, empacadas en costales y torturadas” es como activistas y defensores de derechos humanos de Paquistán describieron la manera en que fueron hallados los cadáveres de Amna, de 35 años, y Meeno, de 26, mujeres transgénero paquistaníes, quienes fueron arrestadas por la policía de Arabia Saudita, bajo el pretexto de “estar involucradas en el asalto a una casa habitación” y murieron bajo su custodia el pasado jueves 2 de marzo.

Sin embargo, información procedente de organizaciones de la sociedad civil indica que ellas eran parte de un grupo de personas transexuales y transgénero que estaban hospedadas en un albergue de Riyad, capital de Arabia Saudita, ya que se encontraban de visita en lo que para la comunidad musulmuna es considerada “la tierra sagrada”,  y al momento de su detención participaban en una festividad llamada Guru Chela Chalan, la cual fue suspendida por la redada policial.

Dicha fiesta, explicaron, es celebrada por la comunidad transgénero y transexual, y consiste en la selección de un gurú espiritual y sus aprendices. Muy probablemente enmarcada en una peregrinación hacia La Meca, sitio símbolo de la fe musulmana, y según El Corán, deber ser visitado por toda persona que profesa el Islam al menos una vez en su vida.

Incluso, durante el operativo, fueron detenidas otras 33 mujeres transgénero y llevadas a un centro de reclusión. De éstas, 11 ya fueron liberadas tras haber pagado una multa de varios miles de libras esterlinas, aproximadamente tres mil, mientras que las otras 22 permanecen detenidas bajo sospecho del delito de homosexualidad, el cual puede alcanzar la pena de muerte.

Organizaciones como TransAction Pakistan señalaron que el verdadero motivo de la detención fue que la legislación saudita prohíbe las relaciones entre personas del mismo sexo y se les tachó de tal delito debido a que se consideró que eran hombres vestidos de mujer.

La policía local, a través de su vocero, Fawaz bin Jameel alMaiman, señaló ante medios de comunicación locales, que la casa donde se hospedaba el grupo estaba en contaste vigilancia y se hallaron ropas de mujeres y joyería.

Datos proporcionados por la Asociación de Agentes de Viajes de Pakistán señalan que desde el año pasado el gobierno de Arabia Saudita había señalado que se evitará tramitar visados para personas trangénero que desearan participar en las peregrinaciones a La Meca.

De igual manera, el gobierno saudidarabé fue uno de los impulsores de la propuesta para sacar los derechos de las personas LGBTIQ de los objetivos de desarrollo sostenible.

One Comment

marco gro.

las personas transgenero y/o transexuales deben de comportarse con mucha prudencia y no pretender que los cambios para empoderarse se den de un dia para otro.

Reply

Responder a marco gro. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*