Redacción

Tegucigalpa, Honduras a 18 de julio de 2017

Golpes en su cuerpo y severas lesiones en la cabeza que ameritaron hospitalización y un cuidado de salud de 24 horas en su domicilio debido a que su estado es delicado fue el resultado del ataque padecido por el activista hondureño a favor de los derechos de la comunidad LGBTI, David Valle, el pasado 10 de julio, cuando un sujeto allanó su hogar, en Tegucigalpa,  e intentó  asesinarlo.

Esa noche, alrededor de las 10, alguien llamo a la puerta de la casa de Valle, segundos después de que este había ingresado. Varias veces preguntó quién era, pero no recibió respuesta. Abrió la puerta y su cabeza fue inmediatamente azotada contra la pared.

Valle intentó obstruirle el paso y se arrastró para poder cerrar la puerta que da ingresó a su casa, sin embargo, el agresor lo amagó con un cuchillo y lo golpeó durante varios minutos hasta que le quitó el teléfono celular, las llaves de su casa y las llaves de su vehículo, dejándolo tirado en medio de un charco de sangre.

Valle es integrante de Somos  CDC, una organización enfocada a la promoción del respeto de los derechos de la comunidad LGBTI hondureña, socia de organizaciones internacionales como Hivos, con 10 años de experiencia en la capacitación y diseño de políticas públicas incluyentes.

Los hechos se dieron casi dos meses después de que tanto Valle como Alex Sorto, también integrante de la organización solicitaran la aplicación de medidas de protección ante el “Comité Técnico del Mecanismo de Protección de Defensores/as de los Derechos Humanos de Honduras” por persecuciones y amenazas.

Al respecto, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe repudió que las y los defensores de derechos humanos sigan siendo víctimas de crímenes de odio, persecución y amedrentamiento por la labor que realizan.

A través de un comunicado, organizaciones como Hivos, Plataforma contra la Impunidad, Plataforma Right Here Right Now Honduras, Museo de la Palabra, El Salvador, Fespad, El Salvador, COFADEH, Honduras , CEIBA, Guatemala, ACRA, Honduras, CENIDH, Nicaragua, Lideres Profesionales, Guatemala y C-Libre, Honduras señalaron que  “este hecho ocurre en medio de un incremento de la violencia en Honduras: Persecución y asesinatos a estudiantes y sus familias, femicidios y persecución a defensores y defensoras ambientales”.

Por esa razón, exigieron al gobierno hondureño realizar una investigación efectiva por parte de la Secretaría de Seguridad y el Ministerio Público, manteniendo las medidas de protección a las víctimas y otros integrantes de Somos CDC; garantizar la seguridad física y psicológica de David Valle y asegurar que los defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras puedan hacer su trabajo sin miedo a restricciones ni represalias.

Con información de Criterio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*