Leonardo Bastida Aguilar

Ciudad de México a 6 de noviembre de 2018

A partir de este martes quedarán sin efecto los Lineamientos para la Prevención, Detección y Control de las Enfermedades por Trasmisión Sexual del Municipio de Chihuahua, que entre algunas situaciones regulaban los controles sanitarios para quienes ejercieran el trabajo sexual en la localidad y eran llevados a cabo por el Departamento de Regulación Sanitaria de la municipalidad.

Este lunes se publicó en la Gaceta Municipal del H. Ayuntamiento de Chihuahua, el acuerdo 65/2018 que deja sin efecto los Lineamientos aprobados el pasado agosto, y que establecían la vigilancia médica de las y los trabajadores sexuales, las inspecciones sanitarias a locales y establecimientos como bares y centros nocturnos, el otorgamiento de comprobantes sanitarios para el ejercicio del trabajo sexual, abrir expedientes para conocer los antecedentes de salud y epidemiológicos de quienes ejercen el trabajo sexual, proporcionar información a las autoridades sobre trabajadoras y trabajadores sexuales así como su canalización a diferentes áreas del municipio para su orientación ocupacional y sanción en caso de no cumplir con los requisitos sanitarios establecidos por el municipio para el desarrollo de su actividad, entre los que destaca la portación de una tarjeta sanitaria semanalmente renovada.

La medida fue producto de una reunión celebrada la semana pasada entre autoridades municipales; organizaciones de la sociedad civil como Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses y Fátima IBP; organizaciones de corte nacional como el Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt de la organización civil Letra S; organismos estatales como la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el Programa Estatal de VIH/sida de Chihuahua, y organismos nacionales como la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida.

En entrevista, Fernando Salcedo, jefe del Departamento de Regulación Sanitaria del municipio de Chihuahua, explicó que la medida respondió al cumplimiento de la ley, en el sentido de garantizar los derechos humanos de las personas en el municipio como lo establece el artículo 1 constitucional.

Y como respuesta, explicó el funcionario,  se creó el Programa “Acceso integral a la salud y bienestar para las personas trabajadoras sexuales del municipio de Chihuahua”, cuyos objetivos son buscar el bienestar y la salud de las personas trabajadoras sexuales, y quienes ejerzan el trabajo de forma voluntaria; fomentar el respeto a la dignidad y a los derechos humanos de las personas trabajadoras sexuales, y establecer las bases para que, mediante la colaboración de distintos órdenes de gobierno, sociedad civil organizada, así como de forma interdepartamental en la administración municipal, se atienda de forma solidaria a quienes ejercen el trabajo sexual.

También buscará establecer medidas de carácter preventivo y coadyuvar en la atención médica de las personas que padezcan infecciones de transmisión sexual, para que reciban atención médica oportuna y eficaz que les ayude a recuperar el nivel más alto de salud posible; llevar estadística epidemiológica y confidencial de las personas dedicadas al trabajo sexual que tengan un expediente clínico en el departamento de regulación sanitaria, para estar en posibilidad de brindar un seguimiento oportuno a tratamientos médicos y preventivos, y promover y facilitar a la sociedad el acceso a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionado con el VIH, incluidas las personas trabajadoras sexuales.

Dicho Programa, refirió Salcedo, representa un parteaguas en la política pública del Estado y espera que pueda ser replicado en otros municipios de la entidad a fin de salvaguardar los derechos humanos de las personas que ejercen el trabajo sexual.

Por su parte, Laura Hernández García, coordinadora del Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt de la organización civil Letra S, comentó que la medida es un primer paso en el reconocimiento de los derechos humanos de las y los trabajadores sexuales pero aún restan pendientes como la publicación del Programa en la Gaceta Municipal y la abrogación de la fracción IV del artículo 8 del Bando Municipal.

El artículo menciona que el ejercicio de la “prostitución o el comercio carnal sin contar con el debido registro sanitario y ejercer dicha actividad en áreas de lugares públicos no destinadas a ese fin, asimismo incitar y propiciar la  prostitución y el comercio carnal” es considerado una falta o infracción contra la dignidad y la integridad de las personas  y de las familias.

Mireya Rodríguez, coordinadora de Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses A.C., indicó que esta medida representa “un gran paso” pero aún quedan pendientes en la materia.

De acuerdo con Salcedo, las publicaciones faltantes se harán en los próximos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*